domingo, julio 20, 2008

aun hay niños

Ser un niño es una bendición, porque la gran mayoría de ellos son puros de corazón, no conocen la malicia, la envidia, la soberbia, el ego, la maldad y sobre todo no entienden la politica.

Ser un niño es poseer el don de tener un brillo especial y único en los ojos, una mirada de felicidad adornada de una singular sonrisa y un te quiero en sus labios sin interés oculto y con mucho apego y asias de jugar.

Yo quiero que todos seamos niños,

Mis hijos: Dios los llene bendiciones junto a los hijos y niños de todos ustedes.

Pero sin duda, hay muchos niños cuya sonrisa y esperanza ha desparecido de su rostro motivado al abandono y el abuso de quienes son mas fuertes, mas adultos y conocen la maldad.

Hay niños que sufren de abusos constantes y consecutivos por parte de quienes no les duelen

Aun hay niños que claman por un hogar responsable, frutos del abandono por parte de padres miserables e irresponsables.

Aun hay niños clamando por el cumplimiento de una oferta ofrecida, por un hogar de cuidado y educación

Aun hay niños en la calle, que esperan ser apoyados.

Aun hay niños.

4 comentarios:

Yole dijo...

Porque un día lo fuimos, porque algunos aun lo son, porque unos lo recordamos y otros jamas dejaremos de serlo.

Feliz dia del niño!!

Un beso gigante, gracias por pasar por mi cueva ^.^

Te estaré escribiendo al correo. Un beso y un abrazo.

Poetiza dijo...

Hola, el texto me hace recordar viejos tiempos. Cuanto daria yo por volver a ser niña!! Lindo texto, besos y cuidate.

Angélica dijo...

Por este post, por lo que recordé con cada un@ de mis estudiantes, mis niñ@s, mis pollitos!!! Te invito a darle cariño, abrazar, amar y mimar a ese niño que llevas por dentro.
Besos corazón y Dios te bendiga.

Nelson dijo...

Yole
Cuando la amistad es sana y sincera, siempre será como la deun niño, sin importar la cueva en donde uno se encuentre, ahi estaré... mi siempre amiga.

Poetiza
Siempre hay un buen momento para vivir esa niñez nmunca perdida pero a veces olvidada.. Un abrazo cordial.

Angélica
Siempre amare al niño interior, al que me habla cada noche y me deja una enseñanza cada dia. Mis mejores deseos sean para ti .