martes, febrero 10, 2009

con los bolsillos vacios


Tan fácil que es quitarle los dulces a un niño, que hoy día me siento con los bolsillos verdaderamente vacios.

- quizas solo yo entienda a que me estoy refiriendo.

Nelson

2 comentarios:

•*♣*Angélica*♣*• dijo...

Y cuántas veces ese mismo niño te los ha regalado??? recuerda al menos una y te aseguro que la sonrisa viene a tus labios nuevamente y sientes como esa soledad se disipa dulcemente, porque recuerda nunca estamos solos...
Besos corazón y un gran abrazo. Bendiciones infinitas.
PD: Un día de estos no muy lejano, deberíamos sentarnos a tomar una gran taza de café, eso sí, sin importar la taza!!!

alas de vida dijo...

posiblemente sí, sólo tú sepas a que te estás refiriendo. Pero sabes? que haya algo vacío en nosotros es una única señal de único sentido, nos indica que hay algo por llenar, y no hay nada mejor que hacerlo en un sitio vacío y limpio..
Besos.