viernes, enero 23, 2009

un abrazo inesperado

Sin duda alguna, sentir el cuerpo calido de un abrazo inesperado y espontaneo, en el momento indicado es algo que para mi no tiene precio.

Gracias hijo, generalmente llego a casa sin comitiva de recivimiento.

1 comentario:

alas de vida dijo...

el calor de un abrazo, de un cariño, de un latido no tiene palabras para expresarlo, verdad?...
vivámoslo cunado los que amamos nos lo ofrecen, cuando nosotros lo ofrecemos...
besos