domingo, diciembre 28, 2008

abrazar a un arbol

Aunque parezcamos ante los ojos de terceros como personas desquisiadas y poco cuerdas, mientras lo hacemos; yo pienso y tal como me lo dijo un amigo hace años. Abrazar a un árbol es una sensación poco usual y única, hay que hacerlo cada vez que se tenga la oportunidad.

Las fuerzas positivas de la naturaleza, seguramente se transmitirán en forma de buenas vibraciones hacia nuestro ser.

Un árbol, por lo general vive mucho mas tiempo que nosotros, es un testigo silencioso de nuestra vida, tengamos por seguro que nunca nos reprochará, reclamaraá, cobrará o traicionará; simplemente el vive su vida sedentaria junto a la nuestra silenciosamente deleitándonos con sus colores, refrescándonos con su sombra, y muchas veces alimentándonos con su fruto.

Yo antes de terminar este año, abrazaré a uno grandote el cual tengo frente a mi casa, sin duda es mayor que yo, y por sus ramas han pasado años de historia vecinal. Por un capricho estuve a punto de mandarlo a cortar, hoy día he decidido no hacerlo y me arrepiento de ello, aprendí a convivir con el, y con la misma disfrutaré mientras pueda de sus beneficios y sus abrazos.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que loquera...había escuchado la máxima de "plantar un árbol", pero ¿abrazarlo?...je,je,je
También lo haré...tendré que buscar uno muuuuuuy grandote y sabio, para que me transmita su sabia vibra
K
Io

Sofía dijo...

Feliz año 2009!!! Éxitos y prosperidad para tí este año!! Un abrazo!

la guardiana dijo...

El árbol es mágico por naturaleza conecta como es abajo es arriba, la verdad es que yo tembién abrazé a un árbol este solsticio, un roble, totalmente deacuerdo en la energia que trasmite, feliz año 2009¡¡¡

Lycette Scott dijo...

Hola cariño paso por aquí para dejarte mis mejores deseos para el año 2.009

alas de vida dijo...

a mi me gusta sentarme junto a uno y sentirme como él, mis pies hechando raices para fortalecer los cimientos de mi ser, y mi espiritualidad creciendo hasta tocar y rozar con mi alma el universo..
Besos

Angélica dijo...

Es una sensación indescriptible, lo certifico!!! desde niña me ha gustado abrazar el árbol de mango que hay en mi casa y todavía lo hago.

Vengo a saber de ti, y desearte lo mejor para este año 2009!!!
Se te extraña.
Te dejo bendiciones y un abrazo enorme.