sábado, julio 21, 2007

una actitud conciliadora

Siempre trato de hacer lo que predico, y quizás quienes me frecuentan y me conozcan, lo puedan o no afirmar.

En fin es más fácil una actitud conciliadora que una reacción amedrentadora; sin duda nos haría la vida mucho más feliz, fácil y llevadera.

5 comentarios:

Acerina dijo...

Maravilloso!!!!

Me hiciste recordar a mí hermana... Hace un par de meses estaba en el trabajo, en una etapa bastante atareada para todo el equipo y la mayoría andaba amargado o cansado, o ambos... y mi hermana sonreía...

Al final alguien se atrevió a decirle que por qué tan sonriente si estaba full, enrolladísimos, etc...

Y ella contestó: "Elijo ser feliz sin importar el entorno, lamento si les ofende mi alegría"...

Sonríe, sonríe, sonríe...

Gustavo er Cura dijo...

Sabes la gran Beata Teresa de Calcuta decía que nuestra alegría se nos note cuando vamos a un pobre, mostrar nuestra mejor sonrisa hará brillar el rostro del pobre. De verdad que si, la sonrisa rompe cualquier cara dura, te lo aseguro q muchas veces el mostrarla hara otro corazon sonreir. Ademas para sonreir se usan menos musculos de la cara q para arrugarlo.
Gracias por la visita, yo tambien tenia tiempo q no pasaba por aca, salu2

Hada Morena dijo...

Me encanta, me encanta la frase y me encanta más por que está la linda Mafalda.

Es una buena forma de distinguirse... con una buena sonrisa dibujada en los labios.

Un abrazo desde el Mar Caribe ...

Lizzy Rodriguez dijo...

Una sonrisa hace la diferencia, y si es acompañada de un pensamiento positivo uff, mucho mas

saludo

Anónimo dijo...

Hola soy Helen y mi correo es amour_mont@hotmail.com y quisiera tenerte como amigo conectate