miércoles, agosto 24, 2005

Donde te catalogas tu aqui?


Hola, como antes, hoy se me ocurre una reflexión la cual quiero compartir con ustedes diciendo que cuan inteligentes debemos ser para ponerle un poquito de corazon y cariño a todas las tareas mecánicas y rutinarias que nos corresponden llevar diariamente, junto a nuestros semejantes, subordinadodos o superiores en el hámbito laboral, emocional y familiar.´

Por ello te pregunto ¿donde te ubicas tu aqui?

Existen diferencias entre: ser un jefe y ser un líder, entre ellas:

Para el Jefe, la autoridad es un privilegio de mando y para el Líder un privilegio de Servicio.

El Jefe ordena: " Aquí mando yo", el Líder: "Aquí sirvo yo".

El jefe empuja al grupo y el Líder va al frente comprometiéndose con sus acciones.

El Jefe existe por la autoridad, el Líder por la buena voluntad.

El Jefe necesita imponerse con argumentos extensos, el Líder con ejemplos entrañables.

El Jefe inspira miedo, se le teme, se le sonríe de frente y se le critica de espalda.

El Líder inspira confianza, da poder a su gente, los entusiasma y cuando está presente, fortalece al grupo.

Si temes a tu superior, es Jefe. Si lo amas es un Líder.

El Jefe busca al culpable cuando hay un error, El que la hace la paga, Sanciona, castiga, reprende, cree arreglar el mundo con un grito o con una infracción.

El Líder jamás apaga una llama encendida, corrige pero comprende, no busca las fallas por placer, sino para rehabilitar al caído.

El Jefe asigna los deberes, ordena a cada quien lo que tiene que hacer, mientras contempla desde su lugar cómo se le obedece.

El Líder da el ejemplo, trabaja con y como los demás, es congruente con su pensar, decir y actuar.

El Jefe hace del trabajo una carga, el Líder un privilegio.

Los que tienen un Líder, pueden cansarse más no fastidiarse, porque el Líder transmite la alegría de vivir y de trabajar.

El Jefe sabe cómo se hacen las cosas, el Líder enseña como deben hacerse.

Uno se guarda el secreto del éxito, el otro capacita permanentemente, para que la gente pueda hacer las cosas con eficacia.

El Jefe maneja a la gente, el Líder la prepara.

El Jefe masifica a las personas convirtiéndolas en números o fichas.

El Líder conoce a cada uno de sus colaboradores, los trata como personas, no los usa como cosas. Respeta la personalidad, se apoya en el hombre concreto, lo dinamiza y lo impulsa constantemente.

El Jefe dice, "vaya", el Líder "vayamos".

El Líder promueve al grupo a través del trabajo en equipo, forma a otros Líderes, consigue un compromiso real de todos los miembros, formula planes con objetivos claros y concretos, motiva, supervisa y difunde el ideal de una esperanza viva y una alegría contagiosa.

El Jefe llega a tiempo, el Líder llega adelantado, "Un pie adelante del grupo, una mirada más allá de los seguidores" el que inspira, el que no se contenta con lo posible sino con lo imposible.

El Líder hace de la gente ordinaria, gente extraordinaria.

La compromete con una misión que le permita la trascendencia y realización, le da significado a la vida de sus seguidores, un porqué vivir, es un arquitecto humano.

No todos pueden ser "líderes", Lo importante es saber la diferencia.

8 comentarios:

Phases Moon dijo...

EXCELENTE POST!!!!! si la mayoría de las personas que se desarrollan en el ámbito profesional comprendieran esto, no todos serian líderes pero seguramente alcanzariamos una calidad de vida mucho mejor. Un saludote

Saturno dijo...

Cualquier parecido con la realidad venezolana es mera coincidencia.

Canela dijo...

ser o no ser...un besote!

Edén del Vainero Psicosocial. dijo...

Jefes parece que hay muchos, líderes muy pocos.
La motivación, depende de muchos factores, pero sin duda, vitales son el ejemplo y la confianza.

Un besito.

Anónimo dijo...

leyendo este mensaje. pude recordar cuando estaba en las clases de administracion. que siempre hablan sobre el liderazgo. aprendi mucho de este profesor.

Adriana dijo...

Leí alguna vez que el líder es aquel que hace de "su sitio" el lugar en donde los demás quieren estar.

Cuántas veces has ido a tu trabajo sólo por necesidad, sin ganas no porque no te guste lo uqe haces sino porque no soportas a tu jefe...

Saludos

Nelson dijo...

Gracias Adriana por tu visita, afotunadamente, estoy en un empreza muy horizontal y siendo uno de los dueños y socio de la misma hacemos que "todos" nos sentamos como en casa y a verdadero gusto, y asi nos ha ido muy bien a dios gracias.

Hada Morena dijo...

Si existiesen más líderes y menos jefes nuestra historia fuese otra y nuestro mundo giraría al son de la armonía......